top of page

¿QUÉ ES LA JURISDICCIÓN VOLUNTARIA Y MEDIOS PREPARATORIOS A JUICIO?

Es muy importante identificar la vía correcta de cada uno, para poder obtener una idoneidad de pruebas de forma concreta para un futuro juicio.

Es valioso tener claro y firme las formas y las vías en que cada una de estas dos se puede llevar a cabo, las circunstancias en las que procede y los beneficios que conlleva para un juicio futuro, ya que esto nos dará una mayor certeza jurídica al intentar promover un juicio.


JURISDICCIÓN VOLUNTARIA: Se conoce como una actividad judicial solicitada sin que exista litigio, es decir, es básicamente una solicitud o petición al tribunal, por lo que son cuestiones de jurisdicción voluntaria todos aquellos que necesiten la intervención de un órgano jurisdiccional para la tutela de derechos e intereses, sin que exista controversia que deba sustanciarse en un proceso litigioso. Esto se traduce, en que la esencia o elemento básico y clave para la distinción de la jurisdicción contenciosa de la voluntaria, es que en la jurisdicción voluntaria falta el elemento esencial del juicio, el litigio. En cuanto a los involucrados en la jurisdicción voluntaria se dice que existen uno o más solicitantes, pero no partes precisamente, porque entre ellos no hay cuestión jurídica que resolver ya que como lo mencionaba antes y, quiero recalcar que quien promueve una jurisdicción voluntaria, aunque esté realizando un acto de instar no tiene la proyectividad necesaria para que dicho acto constituya una acción, si no una mera solicitud o petición al tribunal.

Las sentencias dadas dentro de un expediente de jurisdicción voluntaria no causan estado o calidad de resultado, que es autoridad de cosa juzgada, son variables modificables, por lo regular son provisionales y pueden ser cambiados, revocados cuando cambian las circunstancias que dieron motivo para que se dictaran la jurisdicción voluntaria es garantizar, constituir, autorizar dar efecto a un acto jurídico, para prevenir violaciones al derecho. La clave es tener en mente que ES LA QUE REALIZA EL JUEZ CON CUALQUIER FINALIDAD QUE NO SE LA DE JURISDICCIÓN CONTENCIOSA.




Se puede hablar de que existe legitimación procesal bajo los siguientes casos:

  1. Declaración de incapacidad por demencia: Según las reformas del veinticinco de mayo del año dos mil establece como causas de incapacidad para los mayores de edad, la enfermedad reversible o irreversible o que por su estado particular de discapacidad ya sea de carácter físico, sensorial, intelectual, emocional, mental o varias de ellas a la vez, no puedan gobernarse, obligarse o manifestar su voluntad por sí mismos o por algún medio que la supla.

  2. Licencia para vender bienes de menores o incapacitados

  3. Adopción

  4. Información ad perpetuam: Se refiere a el que tenga interés de justificar un hecho o acreditar un derecho

  5. Apeo y deslinde: El que es propietario del predio, el poseedor con título suficiente para transferir el dominio y el usufructo.

  6. Para contratar con el marido u obligarse solidariamente a ser fiadora

  7. Para excusarse de la patria potestad

En el caso de la jurisdicción contenciosa: es la función que realiza el juez con el fin de resolver la controversia y se ejerce inter invitos, es decir, entre o sobre los que no estando de acuerdo tienen que acudir a juicio a pesar suyo o contra su voluntad es decir que no están de acuerdo con sus pretensiones se puede traducir a que la finalidad es resolver controversia entre las partes, reprimir violaciones al derecho, persigue la actuación de las relaciones jurídicas existentes y a diferencia de lo que vimos en la jurisdicción voluntaria, en la contenciosa forzosamente existen contendientes. Los actos y las resoluciones adquieren poder de cosa juzgada y en la jurisdicción contenciosa se verifica con un conocimiento legítimo de causa.

¿Cómo funciona el recurso de apelación? Las resoluciones definitivas dictadas en las diligencias no jurisdiccionales admiten recurso de apelación con las siguientes características: En ambos efectos que el recurso lo interpusiere el promovente de las diligencias, En el efecto devolutivo de tramitación inmediata cuando el que recurre hubiere venido al expediente voluntariamente o llamado por el juez o para oponerse a la solicitud que haya dado motivo a su formación.




MEDIOS PREPARATORIOS A JUICIO

Este procedimiento se entiende como lo que puede servir para determinado fin, es decir, procedimientos que permiten prevenir y como bien lo dice preparar o aterrizar determinada información, se toman disposiciones previas para un futuro juicio y son todos aquellos procedimientos anteriores a proceso litigioso y que tienden a proporcionar a quien los promueve, los suficientes y necesarios elementos de conocimiento o de prueba que le permitirán promover un juicio posterior.

Para esto hay que tener en cuenta que:

  1. Se desarrollan con anterioridad al juicio de algún juicio mercantil, sea ordinario ejecutivo o mercantil.

  2. No es obligatorio concluir los medios preparatorios

  3. No impone una obligación a quien promueve los medios preparatorios hacer usos de estos

  4. Solo se podrán promover los medios de preparación previstos en la legislación mercantil

  5. Normalmente el actor promueve los medios de preparación, sin embargo, el artículo 1153 del Código de Comercio previene una excepción: se puede solicitar la información de testigos para probar alguna excepción

  6. No es obligatorio que al iniciar el juicio posterior a los medios preparatorios este se lleve a cabo en el mismo juzgado, ya que no existe inconveniente legal en que pueda llevarse el litigio ante un juzgado diferente.

Los casos en los que proceden los medios preparatorios a juicio:

Los supuestos bajo los cuales se puede llevar un juicio de medios preparatorios mercantiles se encuentran estrictamente sujeto a el Código de Comercio específicamente en el artículo 1151 que hace explícitamente señalamiento de los supuestos en los supuestos en que el juicio mercantil puede prepararse y a continuación haremos mención de algunos mencionados en dicho artículo:

  1. Pidiendo declaración bajo protesta el que pretenda demandar, de aquel a quien se propone dirigir la demanda acerca de un hecho relativo a su personalidad o a la calidad de su posesión o tenencia

  2. Pidiendo el comprador al vendedor o al revés, en el caso de evicción la exhibición de títulos u otros documentos a que se refieran a la cosa vendida

  3. Pidiendo el examen de testigos cuando estos sean de edad avanzada o se hallen en peligro eminente de perder la vida, o próximos a ausentarse a un lugar con el cual sean difíciles las comunicaciones y no sea posible intentar la acción por depender de su ejercicio de un plazo o de una condición que no se haya cumplido todavía

  4. Pidiendo el juicio pericial o la inspección judicial cuando el estado de los bienes, salud de las personas, variaciones de las condiciones, estado del tiempo o situaciones parecidas hagan temer al solicitante la pérdida de un derecho o la necesidad de preservarlo.


Estos solo por mencionar algunos, pero no son los únicos casos en que proceden los medios preparatorios a juicio mercantiles.

Para esto, estamos seguros de que la mejor manera de relacionar los supuestos concretos con los medios preparatorios a juicio mercantil es por medio de la clasificación o esquematización, con esto, podemos aterrizar de forma preciosa los muchos tipos de medios preparatorios y lograr identificar que precepto le es aplicado nuestro caso en concreto, te mencionamos algunos tipos

Declaración sobre personalidad:

Fracción 1 del artículo 1151 del C de C:

Se trata de una declaración bajo protesta de decir verdad, es decir que a la persona a quien se cita a declarar debe rendir su declaración ante el juez bajo protesta de decir verdad lo que significa que si se condujera con falsedad se le aplicarían las sanciones penales correspondientes como ya lo habíamos mencionado, usualmente quien presenta la solicitud es quien pretende demandar, esto quiere decir que es el posible actor, que es quien a futuro goza del derecho de exigir en un posible juicio futuro la declaración del posible futuro demandado, un aspecto importante a considerar es que la solicitud de declaración bajo protesta de decir verdad está limitada a que se declare sobre un hecho relativo a la personalidad de quien declara o acerca de algún hecho referente la calidad de su posesión o tenencia.

Al formular nuestras posiciones hay que tener presente que todas y cada una de las posiciones que se formulen deben articularse en términos preciosos y no ser insidiosas, y que no han de contener más de un solo hecho tal como lo exige el artículo 1222 del Código de Comercio



Prueba confesional:

Es importante saber que la declaración respectiva deberá hacerse bajo protesta de decir verdad, ya que así lo exige la fracción I del artículo 1151 como ya lo habíamos abordado con anterioridad, no podrá verse de otra manera ya que de lo contrario carecería de valor probatorio.

Quien solicite la confesional es indispensable que exprese el motivo por el cual solicita la prueba y el litigio que se trate de seguir, con esto, nos referimos a que se abre la posibilidad de que la solicitud de la prueba confesional no sea necesariamente de un futuro actor, si no de un futuro demandado. En cuanto a la forma es necesario apegarse al artículo 1164 del Código de Comercio: si el absolvente de las articulaciones en la prueba confesional no comparece el día y hora establecidos se le tendrá por confeso si se da bajo los siguientes supuestos:

  1. Que haya sido apercibido de ser declarado confeso en caso de no comparecer

  2. Que se haya exhibido pliego de posiciones;

  3. Que las posiciones se hayan calificado de legales;

  4. Que las posiciones acrediten la procedencia de lo solicitado.

Actualmente gracias a la Fracción VIII del artículo 1151 del Código de Comercio hace por admitidas a dos pruebas adicionales, tales son las la pericial u la inspección judicial, pero, la admisión de estas probanzas no es indiscriminada y sin tener cuidado alguno, ya que deben de cumplirse los requisitos que la misma fracción señala:

  1. El estado de los bienes hace temer al solicitante de la pedida e un derecho o la necesidad de preservarlo

  2. La salud de las personas hace temer al solicitante la pérdida de un derecho o la necesidad de preservarlo

  3. El estado del tiempo engendra el temor antes aludido


En cuanto a las dos pruebas de las que estamos tratando, operan los requisitos del artículo 1152 del Código de Comercio el cual dice que al igual que la prueba confesional la cual abordamos anteriormente, el ocursante deberá de expresarse la razón por la que se solicita, el litigio que se trata de perseguir y de esto derivamos la seguridad de que las dos pruebas pueden ser solicitadas como medios preparatorios por el actor o por el demandado.


RECURSOS

En los medios preparatorios señala el artículo 1153 del Código de Comercio, que establece que contra cualquier resolución del juez que lleve la diligencia preparatoria no cabe recurso alguno. Mas, sin embargo, si la resolución de dicho juez es negatoria del medio preparatorio, procede la apelación en ambos efectos si fuere dictada por el juez de primera instancia, más sin en cambio, si la dicta un juez de menor o de paz, procede el recurso de revocación si se tratare de alguna entidad federativa distinta a la Ciudad de México.


REBELDÍA:

La parte contraria tiene derecho a intervenir en el desahogo de pruebas ya que es necesaria notificarle el día y hora que establece la parte contraria, de igual forma, se le corre traslado de la solicitud con el término de TRES días y se aplican las leyes establecidas por la práctica de las pruebas testimonial, pericial o la de inspección judicial según sea el caso.

En caso de no comparecer no hará nueva búsqueda y el procedimiento seguirá en su rebeldía como dispone el artículo 1159 del Código de Comercio.


Te proporcionamos estos recursos respecto al tema:





323 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page